Regala Emoción

ubicación de búsqueda

: 0
Loading...

Direcciones

Get Your Directions

Show Distance In

Consejos para elegir la ropa premamá

Ahora ya tenemos claro que cada mujer es diferente y que, por lo tanto, también lo es cada embarazo. No todas aumentamos el mismo peso durante los nueve meses, por lo que la recurrida pregunta “¿Cuándo necesitaré ropa premamá?” no tiene una única respuesta.

Cada mujer empezará a utilizarla en diferentes momentos del embarazo. Algunas la necesitarán a partir del cuarto mes mientras que otras tendrán que recurrir a ella más pronto. Por lo general, la mayoría de las mujeres se mantiene en su peso durante el primer trimestre del embarazo, por lo que su ropa todavía le valdrá. En cambio, el contorno de pecho sí suele aumentar en este periodo, por lo que seguramente sea la ropa interior, especialmente los sujetadores, lo primero que tengas que cambiar.

Lo más probable es que la ropa diseñada para embarazadas empieces a utilizarla a partir del cuarto mes, ya que es en este momento cuando perdemos la forma de nuestra cintura. Nuestra ropa habitual nos parece incómoda porque nos aprieta o incluso puede ser que ya no nos cierre bien. Aquí aparece una de las preocupaciones o dudas más comunes: ¿debo renovar todo mi armario o puedo adaptar algunas prendas? Descubre algunos consejos sobre cómo elegir la ropa premamá.

  1. Apuesta por prendas anchas

Elegir vestuario premamá puede resultar complicado porque, aunque tus prendas ya no te queden bien, la ropa premamá probablemente sea demasiado grande para ti. Lo ideal es que intentes probar con prendas amplias. Puedes comprarte camisetas y jerséis de una talla más, asegurándote de que sean largos para que no se suban mucho con la barriga. También tienes la opción de combinar leggins que no aprieten la cintura con un blusón y optar por vestidos sueltos.

  1. Ropa interior cómoda

Durante la gestación, la ropa interior debe ser lo más cómoda posible para evitar oprimir tanto el pecho como la tripa. Las bragas deben adaptarse al cuerpo de la embarazada y, sobre todo, no comprimir la barriga. De los sujetadores ya te habíamos hablado antes:  lo más probable es que la primera ropa que tengas que cambiar sean los sostenes. Con toda probabilidad será necesario que aumentes una talla o dos. Es aconsejable que te decantes por modelos sin aros, con varias posiciones de contorno y tirantes resistentes que sujeten bien el pecho.

  1. Alarga la vida de tus prendas

Si no has oído hablar de la famosa goma que se engancha a los botones de cualquier pantalón o falda no sabes lo que te estás perdiendo. Es una forma realmente útil de poder usar cualquier pantalón que tengamos y acoplarlo para poder alargar la vida de nuestra ropa habitual hasta que realmente necesitemos ropa premamá.

  1. Sé previsora: ten ropa premamá antes de necesitarla

A partir del cuarto o quinto mes de embarazo –depende de cómo evolucione el cuerpo de cada mujer y del peso que gane durante la gestación– ya es necesario adquirir ropa premamá. Generalmente no hace falta que te preocupes por la talla de ropa premamá, ya que los fabricantes dan la hechura de barriga y caderas que toca.

Nuestro consejo es que tenas preparados un par de pantalones para cuando los vayas a necesitar. Es mejor ser previsora, ya que hay mujeres que de un día notan molestias o incluso no pueden abrocharse sus pantalones. ¡Tenerlos preparados puede ser todo un acierto! A partir de ahí lo mejor es que vayas comprando según vayas necesitando.

  1. Pide prendas a familiares

Otro truco es pedir ropa prestada a familiares y amigas que hayan sido madres y hayan guardado su ropa premamá. Puede que alguna de las prendas que ellas utilizaran te gusten y te sirvan para alguna etapa de tu embarazo.

También puedes pedirle ropa a alguna una hermana o amiga que use una o dos tallas más que tú de normal y que no use mucho. Podrían cedértelas temporalmente para que no tengas que comprarte tanta ropa de embarazada.

  1. Calcula la estación para comprar la ropa

Aunque parezca lógico, si piensas comprarte ropa de embarazada con antelación, es muy importante que tengas en cuenta la época del año que coincidirá con la etapa final de tu embarazo. En el momento de las compras hay que procurar adquirir prendas adaptadas a las características climáticas de las últimas fases del embarazo y que puedan usarse durante toda la temporada.

  1. Calzado con horma ancha y tacón bajo

Durante el embarazo es frecuente que los pies se hinchen, por lo que muchas mujeres también necesitan calzar zapatos un número más grande de lo habitual. Los zapatos más adecuados para el embarazo son aquellos de horma ancha y tacón bajo.

Lo ideal es que cuando ya no te sientas cómoda o te apriete tu ropa comiences a comprar prendas premamá cómodas para tu día a día en esta etapa. Todos estos consejos te serán útiles durante los nueve meses del embarazo, pero también después del parto hasta que recuperes tu figura.

Consejos para elegir la ropa premamá fue modificado por última vez: Diciembre 18th, 2018 por ecox4d

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación de seguridad * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira todo lo que compartimos en Redes Sociales