< Galería

Semana 15 - 16

Ecografía 15 -16 semanas de embarazo

En la ecografía de entre15 y 16 semanas de embarazo es posible que veas a tu bebé chupándose el dedo. En esta etapa de la gestación los antebrazos, muñecas, manos y dedos también se diferencian claramente.

 

El feto mide entre 10 y 11 centímetros desde la coronilla hasta las nalgas y pesa unos 70 gramos.



Las piernas ya son más largas que los brazos y empiezan a diferenciarse algunas articulaciones, como las rodillas, los tobillos, los codos y las muñecas.

El crecimiento de los huesos y de los músculos avanza a un ritmo muy rápido, por lo que durante las próximas tres semanas su tamaño se duplicará. En este periodo del embarazo el bebé es capaz de moverse y de dar patadas, aunque es un poco pronto para notarlas.

 

Aunque todas sus articulaciones estén ya desarrolladas, faltan tres semanas para que su esqueleto empiece a endurecerse. La médula espinal del feto está totalmente formada y se extiende por todo el canal vertebral. Su cuello ha ganado fuerza y ya puede levantar más la cabeza y estar más erguido. Sus brazos han crecido lo suficientemente como para acercar sus manitas a la cara. Además, el feto ha desarrollado el oído y ya es capaz de captar sonidos y oír la voz de la madre.

 

 



¿Cómo está mi cuerpo?


Esta etapa del embarazo es donde la mujer suele estar más guapa, ya que las hormonas y el aumento del flujo de la sangre mejoran el aspecto de su piel y del cabello.



Durante las semanas 15 y 16 del embarazo algunas mujeres empiezan a notar los movimientos y patadas de sus bebés. Si no los sientes, no te preocupes porque aún es muy pronto y el bebé no tiene mucha fuerza.



En esta semana muchas mujeres ya han dejado atrás los síntomas de los primeros meses y se sienten mejor. Aun así, es posible que todavía aparezcan algunas molestias, como, por ejemplo, tener la nariz tapada o notar un aumento de la salivación. Asimismo, el aumento de los estrógenos hace que las membranas mucosas se inflamen y que puedas producir más mucosidad. 

Consejo ecox


Durante el embarazo es probable que sufras insomnio o sueños muy intensos que perturben tu descanso. Si esta es tu situación, puedes combatirla comiendo un tentempié por la noche que contenga huevos, leche, atún o pavo, pues son fuente de aminoácido triptófano, que ayuda a dormir. También puedes tomar una manzanilla para calmarte antes de acostarte o darte un baño que te ayudará a relajarte.



Otro de los síntomas típicos del embarazo es el estreñimiento. Para aliviar este problema puedes optar por comer más fibra y beber agua en abundancia.



Por último, ahora que han desaparecido las molestias de principio del embarazo y que has recuperado tus niveles de energía, es buen momento para empezar a hacer algo de ejercicio o salir de paseo.

¿Sientes curiosidad de como se verá tu bebé en los próximos meses?

Te dejamos la ecografía según la semana de gestación:

Pide tu cita