< Noticias

¿cómo decorar la habitación del bebé?

 

 

Tras recibir la noticia de la llegada del bebé, la ilusión empieza a emerger entre los padres y la imaginación empieza a fluir. En su cabeza surgen varios proyectos e interrogantes sobre cómo prepararse para la llegada del bebé. Sin embargo, una de las cuestiones que más entusiasma a los papás, es la de cómo decorar la habitación para el bebé.

 

 

Antes de comenzar con esta ilusionante tarea, toca pararse a pensar sobre el esfuerzo que supone llevarla a cabo. La idea de decorar la habitación surge en un momento delicado para la mamá, ya que su estado físico se encuentra mermado por el embarazo. Por lo tanto, hay que organizar el trabajo de una forma escalonada y progresiva, para no transformar un proyecto bonito en un trabajo forzoso y desesperante para la pareja. 

 

 

Una de las dudas que más surge entre los papás es el color o los adornos que hay que utilizar para que el bebé descanse de la mejor forma posible y no se altere.

 


 

ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE DECORAR LA HABITACIÓN DEL BEBÉ

 

 

Para empezar, la habitación debe mantener una temperatura ideal, es decir, no tiene que ser ni muy fría ni mucho menos cálida; ésta debe estar entre los 18 y 22 grados. Además, la habitación ha de permanecer lo más cercana posible a la de los padres, aunque sí que es verdad que, durante los primeros meses de vida, es recomendable que el bebé duerma con los papás; este proceso puede llegar a ser fundamental para que en un futuro se sienta seguro durmiendo en su habitación.

 

 

COLORES IMPORTANTES PARA INCLUIR EN LA HABITACIÓN

 

 

Los accesorios deben tener una composición armoniosa en su totalidad, permitiendo, de esta manera, lograr un lugar especial para cuidar al  bebé y asegurarle tranquilidad absoluta.

 

 

 

 

Cuando hablamos de colores, es necesario que se sepa que estos han de tener tonalidades neutras: se puede utilizar desde el blanco, el azul, el gris, el verde o rosa, pero siempre que sean tonos claros. Si quieres utilizar dos colores, que el secundario no supere al principal.  

 

 

Recordemos que este espacio tiene que otorgar confort, seguridad y comodidad, y los colores juegan un proceso fundamental, ya que, dependiendo de los que se escojan, también se elegirán los accesorios para que haya un correcto balance de toda la habitación. 


 

LOS ACCESORIOS QUE NO PUEDEN FALTAR

 

 

Existen diferentes accesorios que no pueden faltar en la habitación del bebé: 

 

 

  • Uno de los muebles que no puede faltar es el cambiador, que debe ser estable y tener una altura ideal para que el esfuerzo sea mínimo en el momento de cambiarlo.

  • Tener un dispensador de pañales para que a la hora de cambiarlo te sea más fácil y cómodo. 

  • Tener un buen Moisés y una mejor cuna para que el bebé pueda descansar y tú sientas la seguridad de dejarlo allí.

 

 

Crear una habitación donde predomine la armonía y la paz es esencial para el bienestar del bebé, ya que durante la gran parte de su tiempo de descanso ( en los primeros meses suele ser la mitad del día) el bebé va encontrarse entre esas cuatro paredes. 

 

comparte esta noticia