< Noticias

Los beneficios de los frutos secos para embarazadas

Todas las fuentes de proteínas, grasas y vitaminas se consideran imprescindibles para llevar una buena alimentación. Sin embargo, cuando hablamos de frutos secos para embarazadas, sorprendería todos los beneficios que se obtendrán de estos. 

 

 

Estos alimentos se consideran una gran fuente de energía que ayudan a todos a mantener una buena condición física, ya que además contienen excelentes minerales que aportan grandes ventajas a la hora de consumirse. 

 

 

En estos alimentos podemos encontrar diversos minerales: el magnesio, el fósforo, potasio, calcio, ácido fólico, hierro, selenio y calcio, que siempre vienen bien para conservar un buen estado físico. ¿Deseas conocer por qué son tan necesarios para la salud en general?

 

 

 

 

Propiedades de frutos secos para las mujeres embarazadas, vitaminas y minerales

 

 

Los frutos secos para las mujeres embarazadas son una fuente de vitaminas y minerales que benefician al bebé. Entre estos que puedes ingerir encontramos los siguientes:  

 

 

  • Nueces

  • Avellanas 

  • Pasas

  • Cacahuete o maní

  • Almendras

  • Anacardos y otros

 

 

Estos son los frutos secos más conocidos y que estarán a tu alcance. Cada uno cuenta con unas vitaminas y minerales distintos que, para las madres, son muy recomendables en los primeros meses de gestación. 

 

 

  1. El magnesio: este es uno de los nutrientes que favorecen al crecimiento muscular, así como la de los huesos. Este mineral es muy importante en el metabolismo de la glucosa y en la digestión.

  2. El fósforo: interviene en la formación de los dientes, huesos, ayuda a formar el tejido muscular y participa en la formación del sistema nervioso. Esto ayuda a filtrar el colesterol malo y mejora la memoria, así como el estado de concentración. 

  3. El potasio: este mineral, a pesar de que se necesita menos proporción, no deja de ser importante. Es imprescindible para el funcionamiento de las células, músculos, tejidos y órganos del cuerpo. Una de sus funciones primordiales es el mantenimiento de la frecuencia cardíaca. 

  4. Ácido fólico: esencial para el embarazo. Previene la anemia y ayuda en el crecimiento de los tejidos, así como el trabajo celular. 

 

 

 

Los beneficios de estos frutos en la madre y el bebé

 

 

Los frutos secos tanto para las embarazadas como para el bebé son de un gran aporte para que ambos puedan sentirse a gusto. Entre los distintos beneficios encontramos: 

 

 

  • Previenen la malformación del bebé.

  • Reduce el riesgo de hipertensión y preeclampsia

  • Reduce el riesgo de la diabetes estacional.

  • Mejora el estado de ánimo de la madre, reduciendo la posibilidad de que entre depresión antes y después del parto.

  • Mejora el desarrollo y el crecimiento del bebé

  • Ayuda a desarrollar las funciones motoras del bebé

  • Ayuda a desarrollar correctamente el sistema del bebé. 

 

 

Estos frutos secos son, sin duda, una potente fuente de alimentación, que deberás incluir en tu dieta durante los meses de gestación para que tú y tu bebé os sintais de la mejor manera posible durante el embarazo. 



 

comparte esta noticia