< Noticias

Deportes adecuados para embarazadas

 


 

El ejercicio físico, en general, es aconsejable durante todas las épocas de nuestra vida. En cambio, hacer deporte durante el embarazo es muy recomendable, ya que mejora la circulación sanguínea y la respiración. A continuación, te daremos algunos consejos para saber qué tipo de deportes son los más adecuados y con qué frecuencia hay que practicarlos. 

 

 

La práctica del ejercicio físico de una forma moderada y sin excesos es lo ideal para una mujer embarazada. Lo importante es practicar todo tipo de actividades que no supongan un esfuerzo y una intensidad extrema, ya que, si se fuerza demasiado, tanto el bebé como la mamá pueden salir perjudicados. 

 

 

Deportes como la natación, el stretching, el yoga y la gimnasia suave son los que más beneficios tienen para las embarazadas, ya que, además de fortalecer y estirar los músculos, les preparan para el parto. Es más, otro de los deportes más recomendados es caminar a un paso ligero; este ejercicio te ayudará a mejorar la resistencia cardiovascular, pero hay que tener en cuenta por donde pisamos, ya que, a medida que el embarazo avanza, el centro de gravedad cambia, por lo que podemos perder el equilibrio y la coordinación en suelos con baches.


 

A continuación, te daremos una serie de consejos para aplicarlos en los entrenamientos:

 

 

  1. Respirar bien y profundamente mientras se hace deporte: respirar adecuadamente ayuda a expandir los pulmones, aliviando la sensación de dificultad respiratoria típica de los últimos meses de gestación.

  2. No realizar más de dos horas de gimnasia al día: comienza con 10 minutos de actividad física por día. Aumenta a 15 o 20 minutos hasta alcanzar los 30 minutos diarios.

  3. Beber mucha agua, tanto antes como después del ejercicio físico: durante el embarazo se recomienda beber alrededor de 3 litros a lo largo del día, por lo que, al sudar durante el entrenamiento, debemos hidratarnos bastante antes y después.

  4.  Modificar los ejercicios a medida que vaya creciendo la barriga, prestando especial atención a los de la franja abdominal.

 

 

Actividades beneficiosas para futuras mamás

 

 

  1. Caminar: andar unos 20 o 30 minutos es muy bueno para el bebé y la mamá. Además, no requieren de mucho esfuerzo y, con ellas, desarrollarás la resistencia ante grandes esfuerzos.

  2. Natación: ayuda a fortalecer los músculos sin forzarlos excesivamente. Es más, te sentirás muy a gusto en el agua durante el último trimestre, ya que el agua soportará tu peso. 

  3. Yoga: es recomendable para mejorar la flexibilidad, el equilibrio corporal y la circulación. También te ayuda a relajarte, ya que suelen ser movimientos suaves y relajantes. 

  4. Tai-chi: el ideal. Mejora el ritmo respiratorio, la postura y elimina dolores y tensiones. Además, al igual que el yoga, también te ayuda a mejorar la flexibilidad y a tonificar tus músculos de una forma progresiva y natural.

 

 

 

 

En conclusión, toda embarazada debe realizar algún tipo de deporte para mejorar su salud y la de su hijo. Sin embargo, no vale todo. Deportes intensos como boxeo, levantamiento de pesas, fútbol, etc, no son convenientes, ya que la mamá está muy expuesta a recibir cualquier tipo de golpe perjudicial para el bebé. Nos referimos a la práctica de aquellos deportes que permitan mejorar la flexibilidad y la preparación para el parto, pero de una forma suave y sin demasiados esfuerzos.





 

comparte esta noticia