< Noticias

¿qué pasa si aumento poco de peso en el embarazo?

Desde que sabes que estás embarazada ves cómo van subiendo los números en la báscula, pero puede que no sepas si suben a un ritmo adecuado. Son muchas las mujeres que al descubrir que están embarazadas desconocen cuánto deben aumentar de peso, y muchas otras las que se dejan aconsejar por familiares y amigas que ya han sido madres. Pero debemos tener en cuenta que cada mujer es diferente y que, por lo tanto, también lo es cada embarazo. No todas las mujeres aumentamos el mismo peso durante el embarazo, ni nuestro cuerpo necesita que así sea. Lo que realmente necesitamos es que nuestro aumento de peso se adecue a factores únicos, es decir, a aquellos que dependen de cada mujer, son la altura, el peso antes del embarazo, la actividad física durante la gestación, el tipo de alimentación y el Índice de Masa Corporal (IMC). Y precisamente como cada mujer necesita ganar un determinado peso durante el embarazo, debe ser un médico el que marque los “objetivos” de cada mujer al principio del embarazo, siempre con un margen razonable. El seguimiento del embarazo debe estar guiado al completo por profesionales. Por lo que deben ser ellos quienes te indiquen cuánto kilos has de aumentar durante el embarazo, durante qué periodo y cómo mantenerte en el peso adecuado para no excederlo. Pero también para no quedarse cortas. Y es que, ¿qué pasa si aumentamos poco de peso durante el embarazo? ¿Cómo puede afectar al desarrollo de nuestro bebé?

¿Es malo ganar poco peso en el embarazo?

Primero de todo debes saber que hay casos en los que es normal o recomendable aumentar poco peso. Por ejemplo, las mujeres de constitución muy delgada no suelen ganar mucho peso. Por su parte, las mujeres con sobrepeso tienen que cuidarse, seguir una alimentación correcta, tomar los suplementos recomendados y controlar el desarrollo fetal. En estos casos normalmente la salud del bebé y de la madre no está en peligro. En cambio, sí existen otros casos en los que hay que preocuparse. Si la futura mamá no come suficiente o hace demasiado ejercicio, quizá no le esté brindando a su bebé la nutrición adecuada, y esto podría hacer que naciera muy pequeño. Los bebés que nacen demasiado pequeños a veces no pueden tolerar el parto y es común que presenten más complicaciones en la unidad de cuidados intensivos neonatales. Asimismo, hay otras situaciones en las que el escaso aumento de peso puede ser preocupante, como la hiperémesis gravídica o los vómitos intensos y crónicos durante el embarazo, que producen deficiencias nutricionales prenatales.

Cómo hacer un correcto seguimiento

A lo largo del embarazo deberás revisar continuamente tu peso para comprobar que estás en el adecuado y, en caso de que no sea así, tomar medidas (siempre guiadas por el profesional) para conseguir el peso ideal y mantenerte en él. Ten en cuenta que comer para dos no significa comer dos veces lo que comes normalmente. Durante el primer trimestre no necesitas calorías adicionales, mientras que en el segundo los expertos recomiendan añadir por lo general unas 340 calorías extra al día. Es hacia el periodo final del embarazo (en el tercer trimestre) cuando se incrementa el número de calorías adicionales a 450. Si tienes dudas o necesitas ayuda para controlar tu peso, pídele a tu médico que te recomiende una dieta saludable y un programa de ejercicios adecuado para ti.

comparte esta noticia