< Noticias

Importancia de las vitaminas durante el embarazo

¿Qué vitaminas y minerales se deben tomar con mayor cantidad durante el embarazo?

images

Las vitaminas y minerales desempeñan una función muy importante para el desarrollo de todas tus funciones vitales y las de tu bebé. Durante el embarazo, necesitas una cantidad superior a la habitual de hierro, yodo y ácido fólico.

El ácido fólico

Es un tipo de vitamina B importante para mujeres embarazadas. Tomar 400 microgramos de ácido fólico a diario durante el mes anterior al embarazo y 600 microgramos diarios a lo largo de la gestación puede ayudar a prevenir los llamados defectos del tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal. Se encuentra en vegetales de hoja verde, pan, cereales integrales y algunos frutos secos, sin embargo, aun tomando estos alimentos es difícil conseguir las cantidades recomendadas, por lo que se recomienda que toda mujer embarazada o que quiera quedarse embarazada tome un suplemento vitamínico diario.

El hierro

Toma-hierro-durante-el-embarazo_articulo_landscapeTu cuerpo utiliza el hierro para producir una sustancia que permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno a todos tus órganos y tejidos. Desde los inicios de la gestación, tu volumen de sangre aumenta, y con él la necesidad de hierro para suministrarte oxígeno a ti y a tu bebé. Si tu consumo de hierro no es suficiente, puedes desarrollar anemia. También puedes consumir alimentos ricos en hierro, como carne roja, marisco, legumbres, cereales de desayuno fortificados o zumo de ciruela. El hierro se absorbe más fácilmente si los alimentos ricos en hierro se toman junto con alimentos ricos en vitamina C, como pueden ser los cítricos o el tomate. Algunos alimentos como el té, el café y los cereales de grano entero, pueden dificultar su absorción.

El yodo

Las principales fuentes naturales de yodo son la sal yodada, el marisco en general, el pescado, los huevos y las algas.

El calcio

El calcio se utiliza para construir los huesos y los dientes de tu bebé. La leche y los lácteos, como el queso o el yogur, son la mejor fuente de calcio en tu dieta, además de contener proteínas y vitamina B12.

La vitamina D

embarazadas Junto con el calcio ayuda al desarrollo de los huesos y los dientes del bebé. Además, es esencial para asegurar que tenga una piel sana y una buena capacidad visual. La leche enriquecida con vitamina D y los pescados grasos, como el salmón, son buenas fuentes de esta vitamina; por otro lado, la exposición al sol también activa la producción de vitamina D, por lo que es conveniente tomar el sol, siempre con moderación y usando la protección adecuada.

comparte esta noticia