< Noticias

Insomnio durante el embarazo

Insomnio durante el embarazo

 

Tener dificultades para dormir es algo que pueden llegar a experimentar muchas mujeres durante su etapa de gestación. El insomnio durante el embarazo puede tener relación directa con las molestias que se tienen a lo largo del día. La vida de la mujer durante esta etapa cambia, y es que nuestro cuerpo no es tan capaz de hacer lo que hacíamos cuando no estábamos embarazadas por el simple motivo de que se está gestando una vida. 

 

El tener un bebé hace que se tengan dolores de espalda, ganas de orinar, necesidad de moverse e incluso molestias musculares. Por este tipo de cosas es difícil además poder dormir, pero no solo por la noche, sino también durante el día. Y es que esta dificultad para dormir puede aparecer en cualquiera de los tres trimestres.


 

Insomnio a través de los trimestres del embarazo

El incremento del cansancio durante el embarazo hace que nos percatemos muchas veces que de verdad estamos embarazadas. El incremento del volumen sanguíneo al empezar a gestar una nueva vida produce sueño. Es muy difícil tener insomnio al principio, pero sí que puede ir apareciendo a lo largo de las distintas etapas.

 

 

Insomnio durante el primer trimestre

Durante este primer trimestre lo que más empieza a afectar al sueño son las preocupaciones que se tienen de que el embarazo vaya bien y de que nada pueda suponer un peligro para el feto. Es durante el primer trimestre del embarazo en el que más abortos espontáneos pueden tener. Y esto puede traducirse en miedo de que algo vaya mal.

 

Durante esta primera etapa también se empiezan a experimentar cambios fisiológicos que influyen a la hora de dormir, haciendo que se convierta en una tarea algo difícil. Son las náuseas e incluso los mareos los principales culpables.

 

 

Insomnio durante el segundo trimestre

En este segundo trimestre, las náuseas pueden seguir afectando y también se pueden llegar a experimentar mareos. En esta etapa ya llevaremos cansancio acumulado de varias semanas con mareos y náuseas, por lo que se notará más el cansancio y se tendrá más dificultad para mitigarlo. También se empezarán a sentir algunas de las molestias con las que se convivirá hasta el parto. La pesadez de un bebé que está creciendo, los órganos comprimidos, reflujo, ganas de orinar...

 

 

Insomnio durante el tercer trimestre

Aquí es donde más se experimenta el insomnio. A las molestias del principio se le suman unas nuevas, que son el aumento de peso y la cercanía del parto. En este tercer trimestre se empiezan a incrementar las molestias de reflujos y digestivas. Se tienen más ganas de orinar, debido al aumento de la barriga los dolores de espalda se intensifican, los calambres aparecen con más frecuencia. Los movimientos fetales también dificultan mucho la posibilidad de descansar adecuadamente. Y los nervios próximos al parto también nos complican la conciliación del sueño.
 

 

Cómo dormir mejor si se tiene insomnio durante el embarazo

  • Hacer ejercicio de forma regular, de intensidad moderada, para mejorar nuestra musculatura y forma física. El yoga y la natación son muy buenos deportes para reducir los dolores que pueda suponer el embarazo.

  • No utilizar los dispositivos móviles antes de dormir. Si lo que queremos evitar es el insomnio, las pantallas de luz provocan distracción y nos mantienen despiertas. Bloquean la producción de melatonina, que es la hormona que provoca que nos aparezca el sueño.

  • Mantener unos horarios. Despertarse y acostarse a la misma hora ayudará a que el cuerpo se acostumbre a las horas de sueño que hemos concretado.

  • La alimentación también es importante. Antes hemos hablado de reflujo, y ahora hablamos de la importancia de ingerir alimentos de fácil digestión para evitarlo.

  • Las posturas a la hora de dormir también pueden ser grandes aliadas para combatir el insomnio. El uso de cojines entre las piernas o en los costados puede favorecer a que la barriga no moleste y a que no se tenga tanto reflujo.

comparte esta noticia