< Noticias

La lactancia tras el embarazo

 

La lactancia se conoce como el proceso en el que una madre es capaz de alimentar a su hijo recién nacido a través de sus pechos. Estos segregan leche automáticamente después de que se produzca el parto, una leche que será el alimento principal del bebé durante sus primeros años de vida. 

 

Pero la lactancia también tiene sus fases, y es que antes de que se produzca la leche madura, o leche materna, tiene lugar la producción de calostro. El calostro es una sustancia más densa y amarillenta que la leche madura, pero que contiene una inmensa cantidad de nutrientes y proteínas que serán esenciales durante los primeros días del bebé. Una vez se deje de producir este calostro, tendrá lugar la producción de leche materna. 

 

La leche materna será la que, en función de si se está produciendo o no de forma adecuada, influirá en el desarrollo del bebé durante el resto de su vida. Por eso es importante que como madres nos alimentemos bien  y tengamos unos hábitos saludables.

 

 

¿Qué es el calostro en la lactancia? 

El calostro es la primera leche que producen los pechos de la mujer una vez se inicia la etapa de la lactancia del recién nacido. Y es que resulta ser el alimento ideal para los bebés que han empezado a mamar. Se trata de un líquido similar a la leche madura, más denso y amarillo. El calostro tiene tal concentrado de nutrientes y proteínas que consigue saciar al bebé rápidamente. Y es que contiene todas las necesidades específicas que necesita el recién nacido para desarrollarse durante sus primeros días de vida.

 

El calostro, además, combate infecciones, debido a que en su mayoría está compuesto por glóbulos blancos. Y además ayuda al sistema inmunitario del bebé y a su función intestinal. Combate enfermedades al generar un revestimiento en el tracto gastrointestinal que evita inflamaciones y le ayuda a generar anticuerpos. Pero pronto pasará a convertirse en leche madura, que es la que comúnmente conocemos como leche materna.

 

 

¿Qué conocemos por leche materna?

A diferencia del calostro, la leche materna es más blanca y de una textura más cremosa. Son durante estos primeros días en los que tiene lugar el cambio de uno a otra en los que se podrá identificar un periodo de lactancia bueno o malo. Y es que el calostro se produce durante muy pocos días. Pero la leche madura se producirá a lo largo de un par de años y ayudará al correcto desarrollo del bebé que le influirá en el resto de su vida. 

 

Esta leche tiene unas cantidades de carbohidratos, proteínas y grasa que son esenciales para el crecimiento del niño durante sus primeros años de vida. Y es que además tiene propiedades digestivas, además de minerales, vitaminas y hormonas que le ayudan a producir anticuerpos. Por tanto, un bebé que se alimente de leche materna sana y en buen estado, será menos propenso a desarrollar alergias, infecciones de oído, eccemas, problemas estomacales e incluso respiratorios.

 

 

¿Cómo influye la lactancia a la madre y al bebé?

Sobre la madre

El periódo de lactancia en la madre provocará que necesite tener mucha más energía de la habitual. Durante el primer trimestre del embarazo se empezarán a notar cambios en los senos. Y será a partir del segundo en el que el cuerpo empiece a prepararse para producir el calostro, con el que se alimentará al bebé una vez nazca, a lo largo del tercer trimestre.

 

La lactancia a la madre le afecta, principalmente, en que las mamas y los pezones se notarán mucho más sensibles. Esto es algo que puede producir molestias tanto al tocarlas como en las tomas de leche por parte del bebé.

 

Sobre el bebé

Los bebés suelen alimentarse muy bien durante los últimos meses de lactancia. Por eso es importante mantener el peso del bebé controlado durante los primeros meses de lactancia, para asegurarse de que toma la leche que necesita. Ya que de lo contrario podría producirse una disminución de la leche que toma y con ello los pechos dejarán de producir leche de manera progresiva. Hay que estar muy pendiente del bebé y controlarlo regularmente para que su desarrollo no tenga ningún riesgo.

comparte esta noticia