< Noticias

La sexualidad durante el embarazo

Las relaciones sexuales se basan en la intimidad, la confianza y la complicidad con la otra persona, pero también contigo misma. Sentirnos cómodas y relajadas durante el coito es fundamental para disfrutar, y más todavía en una etapa tan especial como un embarazo. Existen miedos con respecto al embarazo y a la sexualidad, pero la realidad es que es recomendable tener relaciones sexuales durante el embarazo para mantener la complicidad y la intimidad con tu pareja. Para la mayoría de las mujeres, el sexo no implica riesgos durante el embarazo ni perjudica al bebé. Los músculos del útero y el líquido amniótico que rodea al feto en el útero ayudan a protegerlo. El tapón mucoso es una masa de mucosidad que bloquea el cuello del útero y que evita que las infecciones se contagien al bebé. En un embarazo normal, el feto también se encuentra perfectamente protegido de lesiones gracias al líquido amniótico y a las gruesas paredes del útero. Cambios de apetito sexual La forma de vivir el amor y la sexualidad entre mujeres y sus parejas durante el embarazo puede ser muy diferente. Algunas sienten los orgasmos con mayor intensidad, mientras que en otras mujeres desaparece la sensación de placer. Es por eso que ahora que estás embarazada es posible que sientas más ganas de tener relaciones sexuales, o todo lo contrario: no apetecer tenerlas en absoluto. Ambas situaciones son normales, así que evita preocuparte. Escucha a tu cuerpo y habla con tu pareja de tus dudas y sentimientos. Explícale cómo te sientes y cómo vives tu sexualidad durante el embarazo. ¿Cuáles son las mejores posturas sexuales en el embarazo? A medida que aumenta el abdomen, será necesario que busquéis nuevas posturas sexuales en las que te sientas más cómoda y disfrutes del sexo sin preocupaciones ni dolores. Evita que la barriga sea un inconveniente. Si quieres protegerla de movimientos demasiado enérgicos o del peso de tu pareja debéis buscar otras posturas para mantener relaciones de forma cómoda y natural. ¿Cuándo no debo mantener relaciones sexuales? Hay ciertas circunstancias en las que suele recomendarse no mantener relaciones sexuales con penetración, ya bien durante todo el embarazo o solamente en algún periodo.

  • En caso de peligro de aborto o si has sufrido anteriormente varios abortos involuntarios. Normalmente el peligro pasa después de las primeras semanas del embarazo.
  • Si tienes pérdidas de sangre deberías renunciar a relaciones sexuales, hasta que hayan desaparecido y se haya estabilizado tu estado.
  • Si existe amenaza de parto prematuro.
  • En caso de una dilatación muy temprana del cuello uterino, ya que así aumenta el peligro de infecciones.
  • Si tienes contracciones prematuras.  En estos casos, deberías consultar tus dudas y miedos con tu doctor para que te detalle qué actividades sexuales concretas son seguras en tu circunstancia y cuáles no. Acude a tu doctor si tienes dolores Con el embarazo, tu cuerpo experimenta cambios a nivel físico, emocional y hormonal. Es posible que en esta nueva etapa que estás viviendo notes dolores o molestias durante las relaciones sexuales que antes no tenías. Debes prestarles atención, ya que en ocasiones serán una señal de que algo no va bien. En algunas mujeres es normal tener algún dolor abdominal (los orgasmos pueden causar dolores abdominales) y manchado de sangre leve después de tener relaciones sexuales durante el embarazo. Pero si tienes sangrados abundantes, pérdidas de líquido amniótico o dolores que no desaparecen después de las relaciones sexuales, debes acudir a tu doctor para que estudie tu caso. La sexualidad forma parte de nuestras vidas, también durante el embarazo. Es normal que tengas dudas en esta nueva etapa y que veas el sexo de otra manera. Si tienes preguntas sobre el sexo durante el embarazo, habla con tu médico, él te aconsejará sobre tu situación.

comparte esta noticia