< Noticias

En verano mantén a tu bebé fresquito

 

Con la llegada del verano las temperaturas no paran de subir. Para combatir el calor podemos recurrir a diferentes trucos; el ventilador, un abanico, vestir con ropa “veraniega”, un chapuzón en la piscina... pero ¿qué sucede cuando nuestro bebé tiene calor? ¿cómo nos avisa? Hoy en el blog de ecox vamos a daros varios consejos para mantener a nuestro bebé fresquito en verano. ¡Sigue leyendo!

 

Lo primero, ¡Mantén bien hidratado a tu chiquitín!

 

Así es mami, lo principal es que nuestro bebé esté bien hidratado. Ten en cuenta que ellos no tienen el sentido de la sed tan desarrollado como los adultos. Por este motivo, hay que ofrecerle varias veces el pecho. Si es un poquito mayor y ya no sólo toma el pecho, puedes darle también alimentos ricos en agua, como las frutas y las verduras.

 

Un ratito en la piscina

 

¿Quién no ha recurrido a un buen chapuzón para refrescarse? Puedes remojar a tu bebé en la pisci siempre y cuando tomes distintas precauciones. Lo primero, procura ir a horas que el sol no esté pegando muy fuerte y si puedes estar en una zona con sombra mucho mejor. Comprueba que la temperatura del agua sea la adecuada, es decir, que esté templada. Mójale primero las manitas, la nuca, la cabecita... poquito a poco, así ellos también relacionando el momento de la piscina con algo divertido y muy refrescante. 

 

 

En casa siempre buen ambiente

 

En casa es más fácil controlar si hace frío o calor. Es aconsejable mantener una temperatura media entre 22º y 24º. Procura que nunca les de el aire del ventilador o del aire acondicionado de forma directa. A las horas de más sol puedes bajar las persianas, así evitaremos que la casa se recaliente de más. 

 

Para dormir, un body de algodón y una sabana serán suficientes. Cambiemos la cunita de sitio si en su habitación la temperatura es demasiado alta. Durante la noche, podemos abrir la ventana no sin antes controlar la temperatura que haga fuera, de madrugada puede bajar la temperatura bastante. 

 

Hora de pasear

 

Pasear siempre es una buena opción, pero mami procura que sea en las horas de menos calor. A primera hora de la mañana o de la noche son las horas más frescas del día y las mejores para dar un paseo agradable con tu bebé. Busca siempre la sombrita y si es necesario ponle una gorra bonita a tu peque.

 

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para mantener a tu bebé fresquito y disfrutar del verano. 

comparte esta noticia