< Noticias

Claves para preparar el plan de parto

Cuando se acerca el final de la gestación, son muchas las madres que prefieren tenerlo todo bajo control y estar seguras de que han planificado todas aquellas cuestiones que pueden ser planificadas. Desde ecox 4d recomendamos que sea así, ya que no dejar espacio para la improvisación en lo que se refiere a la organización de un embarazo puede ser tu aliado para tranquilizarte y garantizarte (siempre dentro de las posibilidades) de que el momento del parto va a ser como lo esperas. Si esta es una de tus mayores preocupaciones, debes saber que existe un método formal con el que puedes dejar por escrito todos tus deseos en cuanto a las intervenciones más habituales en el parto. Nos referimos al plan de parto, sobre el que hoy te vamos a hablar y te vamos a enseñar cómo elaborarlo.

¿Qué es el plan de parto?

El plan de parto es un documento en el que la mujer puede expresar por escrito sus preferencias, necesidades y expectativas sobre el proceso del parto y el nacimiento. Esta información es de gran utilidad para el equipo profesional que la vaya a atender, ya que podrá conocer sus deseos. Por ejemplo, se incluyen aspectos como quién la va a acompañar, si se va a recurrir a la anestesia epidural y quién va a cortar el cordón umbilical, entre otros. Es un documento que se prepara con antelación y que, siempre que se pueda, deberá ser respetado. Tener todas las cosas claras gracias al plan de parto te ayudará a estar mucho más tranquila en el momento. Si no sabes cómo es un plan de parto, puedes consultar e incluso descargar este documento del Ministerio de Salud.

¿Cuándo debo preparar mi plan de parto?

Puedes elaborar tu plan de parto y nacimiento en cualquier momento de la gestación. Muchas veces se dice que es un documento “en construcción”, ya que durante el embarazo puedes modificarlo según vayan cambiando tus preferencias. De hecho, incluso durante el parto la mujer puede cambiar algunos de los deseos que expresó en el documento (según su estado y el desarrollo del parto). Sin embargo, el mejor momento para tenerlo preparado es durante las semanas 28-32. Puedes prepararlo con la ayuda de tu matrona o preguntarle cualquier duda al personal médico.

¿Qué contempla el plan de parto?

Mientras no haya contraindicaciones claras, gracias al plan de parto puedes decidir libremente entre las siguientes opciones clínicas disponibles.

Acompañante en el parto

El parto es uno de los momentos más importantes de tu vida. Necesitarás una persona de total confianza que te dé el apoyo que necesites. Piensa que, si la evolución del parto lo permite, la tu acompañante podrá participar en todo el proceso, ayudada por el personal que te atienda. Es por eso que uno de las primeras decisiones que debes tomar en plan de parto es quién te va acompañar, pero también quién no deseas que te acompañe.

La postura y el lugar para dar a luz

Hay diversas posturas que se pueden adoptar para el parto (acostada, de pie o en cuclillas, por ejemplo) y también varios posibles lugares donde dar a luz (en la cama, en una silla de parto vertical, en un taburete, etc.). La elección depende de ti, de tus necesidades en cada fase del parto y de cómo creas que vas a estar más cómoda.

Cómo sobrellevar el dolor

¿Desear dar a luz sin “remedios” para el dolor o por el contrario prefieres paliarlo lo máximo posible? Es muy diverso el manejo del dolor durante el parto entre las diferentes mujeres. Algunas optan un parto completamente natural, mientras que otras prefieren una disminución de la percepción del dolor. En este caso puedes elegir por tomar o no analgesia farmacológica, analgesia epidural y otros tipos de analgesia (bañera caliente, óxido nitroso, inyecciones de agua estéril, etc.).

Durante el parto

Durante el momento del parto también puedes elegir entre:

  • Que la monitorización sea continua o intermitente
  • Deambular o permanecer tumbada
  • Recibir apoyo emocional constante durante el parto
  • Que se le practique la episiotomía de forma rutinaria o no
  • Esperar o adelantar la rotura de la bolsa de las aguas
  • El uso de oxitocina

Otras decisiones

También podrás dejar por escrito otras necesidades o preferencias, como si quieres usar tu propia ropa o, en cambio, la facilitada por el hospital; si tienes alguna necesidad especial por cuestión de lengua o cultura; si quieres que se te administre un enema antes o durante el parto o si deseas que rasuren el vello genial.

Claves para elaborar el plan de parto

Es interesante que tengas en cuenta estas cuatro claves que te ayudarán a elaborar el documento más adecuado para ti en un día tan especial:

  1. Peticiones realistas. Escúchate y conócete. Elige aquellas decisiones que creas que son las que realmente vas a querer y necesitar durante el parto, y no necesariamente las que te aconsejen o sean más habituales.
  2. Recuerda que en todo momento puedes cambiar tus preferencias, tanto durante la evolución del embarazo como en el momento del parto (en caso de que los doctores lo permitan). Ya sabes que el plan de parto no es algo rígido, sino que puede sufrir modificaciones.
  3. Consensuado con la pareja. Si no vas a ser madre soltera, es muy importante que tengas en cuenta a tu pareja, que le permitas dar su opinión y que la valores. Recuerda que hacerla partícipe de las decisiones importantes la involucrará más en el embarazo y en la educación de vuestro bebé.
  4. Objetivo: mejorar la atención al parto. Ten siempre presente el plan de parto es un documento con el que se te permite tomar decisiones para que tu experiencia sea única y lo más gratificante y positiva posible.

¿Dónde debo presentar el plan de parto?

No existe un método específico para entregar el plan de parto, pero lo más recomendable es enviarlo certificado (para tener constancia de que el documento ha sido presentado) antes del parto al servicio de atención al usuario del hospital o clínica o a la atención de los servicios de Ginecología y Obstetricia y Pediatría.

comparte esta noticia