< Noticias

Qué son las contracciones de braxton hicks y cómo aliviarlas

Si te encuentras en la segunda mitad del embarazo, es probable que hayas empezado a sentir contracciones del útero de forma esporádica.

 

Se trata de las conocidas contracciones de Braxton Hicks, unas falsas contracciones que deben su nombre al doctor John Braxton Hicks, que las describió en el año 1872 por primera vez.

 

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

 

Se podría decir que las contracciones de Braxton Hicks son ejercicios de preparación del útero antes del parto, ya que se contrae y se endurece.  Como todo músculo, el útero debe tener cierto entrenamiento para soportar el trabajo de parto. Estas contracciones se caracterizan porque abarcan todo el útero, comenzando en la parte superior y extendiéndose gradualmente hacia abajo.

 

Son contracciones uterinas esporádicas que comienzan al principio del embarazo (a partir del segundo trimestre), aunque generalmente no se pueden sentir tan pronto. Lo más seguro es que empieces a notarlas a partir de la segunda mitad del embarazo.

 

Como ya te hemos dicho, las contracciones de Braxton Hicks son una preparación para las contracciones del parto, pues permiten practicar los ejercicios de respiración que se enseñan en las clases de parto.

¿Cómo se sienten las contracciones de Braxton Hicks?

 

Cuando tengas una contracción sentirás que tu útero y la parte inferior de tu abdomen se contraen y se endurecen, y que posteriormente se relajan. Estas contracciones son irregulares y normalmente no causan dolor ni son fuertes, aunque sí pueden ser incómodas. Suelen durar aproximadamente 30 segundos, y a medida que el embarazo avanza, son más frecuentes y se van volviendo cada vez más duraderas.

 

¿Cuándo aparecen?

 

Notarás las contracciones de Braxton Hicks alrededor de la vigésima semana de gestación (en ocasiones incluso antes). A medida que el embarazo avanza (especialmente durante el tercer trimestre), estas contracciones son más comunes, duraderas y fuertes (en ocasiones pueden ser dolorosas).

 

¿Cómo identificar las contracciones de Braxton Hicks?

 

Puedes identificar las contracciones de Braxton Hicks a través de sus características:

 

  • Irregulares en intensidad
  • Infrecuentes
  • Impredecibles
  • No rítmicas
  • Por lo general son más incómodas que dolorosas (aunque para algunas mujeres pueden llegar a ser dolorosas).
  • No aumentan en intensidad
  • Disminuyen hasta desaparecer por completo

 

¿Cómo aliviar las contracciones de Braxton Hicks?

 

Las contracciones Braxton Hicks no suelen ser dolorosas, pero sí podrían ser incómodas. Si sientes que tu abdomen está tenso y quieres aliviar las contracciones de Braxton Hicks debes relajarte. Puedes probar las siguientes recomendaciones:

 

  • Siéntate o túmbate y descansa. Es preferible que te acuestes de lado y vayas cambiando de posición.
  • O todo lo contrario: si has estado sentada o acostada, caminar o dar un paseo puede ayudar a que las contracciones disminuyan. Es decir, cambiar de posición puede aliviar las contracciones.
  • Date un baño caliente.
  • Bebe líquidos. Toma un par de vasos de agua o un té de hierbas o leche caliente, ya que estas contracciones a veces son provocadas por deshidratación.
  • En esta etapa del embarazo es aconsejable que practiques ejercicios de relajación y respiración. No eliminarán las contracciones Braxton Hicks, pero te ayudarán a reducir las molestias.

 

Nuestro consejo frente a las contracciones es que las monitorees por una hora para estar segura de que se trata de las contracciones de Braxton Hicks y que pruebes alguna de nuestras recomendaciones. Si ninguna de ellas te funciona y las contracciones se vuelven dolorosas, consulta a tu médico.

comparte esta noticia