< Noticias

Remedios naturales para las nauseas del embarazo

 

Algunos síntomas de embarazo pueden llegar a resultar muy molestos: sueño, fatiga, hinchazón, dolor de cabeza, congestión nasal… Uno de los más característicos de la primera etapa del embarazo  son las náuseas, por eso existen tantos trucos y remedios naturales para paliar sus efectos.

 

No sirve de consuelo que te digan que una vez pasado el primer trimestre suelen desaparecer: las náuseas y los vómitos son muy desagradables y repercuten incluso en la alimentación durante el embarazo, porque parece que nada nos sienta bien y se nos quitan las ganas de comer.

 

Los remedios caseros contra las náuseas del embarazo con más éxito son estos:

 

  • Dejar en la mesilla de noche un par de galletas o unos picos de pan (hidratos de carbono sólidos, en definitiva) para comerlo unos antes de levantarte por la mañana. El objetivo de este truco es elevar los niveles de azúcar en sangre para que las náuseas no hagan su aparición.

 

  • Es preferible comer menos cantidad con más frecuencia que hacer solo tres comidas al día. 

 

  • Procura llevar en el bolso alguna tortita de maíz, un bocadillo, algo de fruta  o unos frutos secos para no pasar más de dos horas seguidas sin comer.

 

  • Elige comidas ligeras –frutas, verduras, cereales, pescado, legumbres…- y cocina con poca grasa. 

 

  • Evita los dulces, porque suelen producir más náuseas. De hecho, la mayoría de las embarazadas que se despiertan con el estómago revuelto por las mañanas cambian el desayuno dulce por el salado de forma instintiva. 

 

  • Se recomienda incorporar a la alimentación más plátanos, legumbres y cereales integrales porque son ricos en zinc, que ayuda a prevenir los mareos.

 

  • Durante el embarazo nuestra percepción olfativa cambia. Igual que los perfumes muy pesados o los aromas fuertes pueden producir repugnancia, hay otros que alivian las náuseas. Es el caso del olor a limón y el de otros cítricos. Prueba a partir un limón a la mitad para olerlo. 

 

  • Relájate. El estrés y el cansancio aumentan la sensación de náuseas. Es importante que pares para descansar y procures dormir lo mejor posible.

 

  • El jengibre se ha recomendado desde siempre para asentar el estómago en estos meses, pero también hay estudios que lo desaconsejan. Antes de tomar plantas medicinales en el embarazo, consulta siempre a tu médico.

By Lets Family

comparte esta noticia