< Noticias

Sangrados durante el embarazo - baby suite by pau

 

La sangre nos asusta, da igual en donde esté, la cantidad y el motivo, es así. Y si ya hablamos de sangre y embarazo, seguro que muchas os ponéis a temblar. Es cierto que es un tema que puede encerrar alguna complicación, y que siempre debéis acudir a urgencias ante cualquier sangrado para que vuestro obstetra os eche un vistazo. Aún así, existen ocasiones en los que un pequeño sangrado no quiere decir que algo vaya mal, incluso os diré, que es hasta normal. Os lo cuento en este post.

 

  • El primer matiz que quiero tratar es la diferencia entre manchado o sangrado. Si dudáis, yo siempre os digo que lo “midáis”. Si supera el tamaño de una cucharadita de café, o un salva slip no puede contenerlo, no lo penséis más, y acudir al hospital. Si por el contrario hablamos de un manchado, del tamaño de una cucharadita de café y no tenéis dolor, incluso la sangre es oscura, no debéis de alarmaros. Si os quedáis más tranquilas, podéis pedir cita con vuestro especialista, pero tranquilas, no hace falta salir pitando, ni que perdáis los nervios.
  • En segundo lugar, explicaros que el color de la sangre también es muy importante. No es lo mismo un sangrado de sangre fresca, roja, brillante, que un sangrado de sangre marrón (esta última significa que es sangre antigua y que el cuerpo expulsa ahora).

 

 

 

  • Y cuáles son los motivos por los que los sangrados en el primer trimestre son más comunes de lo que pensamos?
  • Las relaciones sexuales. El cuello uterino o cérvix, esta hiper vascularizado durante el embarazo, por este motivo, tras las relaciones sexuales, es normal que pueda existir un pequeño manchado.
  • Una infección.
  • Por la implantación. Es decir, cuando el ovulo fecundado se implanta en el útero.
  • Por los cambios hormonales propios del embarazo.

 

Tal y como os comentaba al principio de este post, si pasamos de manchado a sangrado, o en cualquier momento va acompañado de dolor, por pequeño que sea, debemos de acudir a urgencias. En los peores casos, los sangrados suelen ocurrir por un embarazo ectópico, molar o por un aborto. No quiero finalizar este post, sin antes deciros, que, ante la duda, consultes siempre con tu matrona o ginecólogo.

 

¡Estamos para ayudarte! Paula Camarós Ruiz. Matrona @Babysuitebypau

comparte esta noticia