< Noticias

Tapón mucoso que se forma durante el embarazo

Tapón mucoso

 

El tapón mucoso es una especie de sustancia blanquecina y algo rosa debido a la sangre, que se presenta como una sustancia gelatinosa que cierra el cuello del útero en la séptima semana del embarazo, y que además lo que hace es proteger al bebé ante posibles infecciones del exterior. Este tapón mucoso aparece al inicio del embarazo con la intención de proteger al bebé y se expulsa con el parto, ya que al no tener nada que proteger ya no tendría utilidad.

 

Se expulsa por la vagina al iniciarse la dilatación cervical y nos anuncia que el parto está a punto de producirse, aunque puede que no se produzca de inmediato, justo después de haberlo expulsado. No debe confundirse con romper aguas, algunas mujeres se desprenden del tapón mucoso antes y otras después de romper aguas, aunque normalmente se suele expulsar antes el tapón mucoso, ya que se encuentra en el cuello uterino y al separar la vagina del útero, se desprende antes de que se rompa la la bolsa que contiene el líquido amniótico.

 

La mucosa que se expulsa empieza a manifestarse como un flujo algo rosáceo y blanquecino, además de espeso y que según la mujer y la forma en la que se haya desarrollado el embarazo, puede expulsarse todo de golpe o durante un proceso que dure varios días. Pero también existen casos de mujeres que no se han dado ni cuenta de que han ido expulsando el tapón mucoso, ya que se les ha ido desprendiendo tan poco a poco que puede llegar a confundirse hasta con la orina. 

 

 

¿Qué pasa si el tapón mucoso se expulsa antes de tiempo?

No todas las mujeres expulsan el tapón mucoso al mismo tiempo y pueden llegar a pasar días desde que se empieza a expulsar hasta que se llega al parto. Sí que se trata de un factor que, por norma general, anuncia que el nacimiento del bebé se encuentra cerca, pero hay veces que pueden llegar a pasar un par de semanas desde que se empieza a expulsar hasta que se produce el parto. No hay motivo por el que preocuparse ya que expulsar el tapón mucoso antes o después no resulta ser un problema, a menos que se acompaña de contracciones, que podrían estar avisando de un parto prematuro, que son los que suceden unas tres semanas antes de la fecha estimada.

 

La función principal del tapón mucoso es que el bebé esté protegido de infecciones externas, por lo que expulsarlo antes de tiempo, si se mantiene una buena higiene, no tiene por qué suponer ningún problema. Puede que el hecho de que sepamos que sirve para proteger al bebé nos preocupe si lo expulsamos unos días antes del parto o incluso empezamos a expulsarlo un par de semanas antes, pero no tiene porqué afectar a la salud del bebé si se mantiene, como ya hemos visto, una buena higiene íntima.

 

 

Diferencias entre el tapón mucoso y el líquido amniótico

El líquido amniótico es el flujo que rodea al embrión y lo protege de posibles golpes dentro del saco amniótico, le permite moverse sin que las paredes se le ajusten tanto que lleguen a apretarlo, permitiéndole un crecimiento óseo adecuado. Este líquido amniótico es de un color amarillento y se parece más a la orina que al propio tapón mucoso, que es rosado y gelatinoso.

 

La principal diferencia es que si se empieza a expulsar el líquido amniótico, lo más probable es que se haya rajado el saco y que se esté rompiendo aguas. Si se empieza a expulsar este tipo de líquido, lo mejor es acudir rápidamente al médico para evitar cualquier riesgo, ya que es muy probable que después de la rotura de aguas se produzca el parto. En cambio si se expulsa el tapón mucoso, esto puede ser un aviso pero no tiene por qué producirse al momento, como ya hemos visto antes. Aún así, hay muchas mujeres que llegan al parto sin que se haya roto el saco amniótico y por tanto sin haber roto aguas. Si esto se produce a partir de la semana 38, sí que estaremos ante la señal más indudable del parto, incluso si sucede en la 36 o la 37, ya que podría tratarse de una rotura prematura y esto dificulta más que el bebé nazca sano.

 

 

¿De qué manera pueden afectar las relaciones sexuales al tapón mucoso?

Las relaciones sexuales no tienen por qué afectar al tapón mucoso, a pesar de encotnrarse en el cuello del útero no afectarán ni a su formación ni a su expulsión. Durante las últimas semanas del embarazo si que podrán manchar debido a que este tapón se mezcla con la sangre, por eso se muestra de color rosado, ya que en un principio es blanquecino, pero esto no significa que exista un problema. 

comparte esta noticia