< Noticias

Yoga y embarazo, grandes aliados

La práctica del yoga para embarazadas aporta increíbles beneficios tanto para la madre, como para el bebé que está por nacer. images-300x146 El embarazo es un momento maravilloso en la vida de la mujer, en el que toma consciencia de su cuerpo y de la vida que crece en su interior. Hacer yoga puede ayudar a que la mujer embarazada tome confianza en su cuerpo y le permita sentirse más segura y preparada para afrontar el parto, tanto por la conexión que logra, mediante la práctica, con su cuerpo y el de su hijo, como por la evidente mejora de su elasticidad, fuerza y resistencia. Durante el embarazo produce enormes beneficios físicos y psicológicos, ya que, por un lado aumenta la flexibilidad y el buen estado corporal, y por otro, ayuda a conectar mentalmente con el propio cuerpo. Es sin duda, una excelente preparación para la maternidad, ya que mejora la respiración, la postura y la circulación, favoreciendo el fortalecimiento de los músculos del útero y el parto natural. Además, disminuye los problemas más comunes en este período como hinchazón, estrías, dolores de espalda y molestia en las piernas. El yoga es un puente y un nexo que nos une a nosotros mismos, un vehículo de salud y de introspección, que aporta paz y reconocimiento de las sensaciones. Para las embarazadas, la búsqueda y la consecución del bienestar físico y mental es especialmente importante, pues ellas se preparan para cambios enormes y desgastes físicos, pero también a un crecimiento profundo que las hace más fuertes. Es recomendable empezar en el tercer mes de embarazo, y la frecuencia aconsejada es dos veces por semana. Practicar yoga en el embarazo debe realizarse siempre con el asesoramiento de un experto que nos enseñe ejercicios de relajación adecuados para cada momento de la gestación. Algunos de los principales beneficios del yoga son:

  • Aumenta la fuerza

Uno de los grandes beneficios del yoga para embarazadas es que hace más fuertes a las madres que lo practican. Este no es un aspecto menor pensando que será necesario fortalecer la parte inferior del cuerpo para soportar el peso adicional del embarazo, y compensar el equilibrio que se pierde por el empuje que realiza el bebé dentro del vientre. También será necesario fortalecer la parte superior del cuerpo para cargar al bebé después del nacimiento.

  • Ayuda a aliviar los dolores y las molestias

El dolor de espalda es una queja común durante el embarazo, que a menudo empeora a medida que el bebé crece. El yoga prenatal fortalece los músculos que soportan este peso, disminuyendo la presión sobre la espalda baja. Muchas mujeres experimentan irritación en el nervio ciático durante el embarazo, molestia que también se puede mejorar con ejercicios de yoga.

  • Nos enseña a respirar

La mente y la respiración están muy unidos y esto se hace evidente en la práctica de yoga. Normalmente, la frecuencia y profundidad de la respiración es un mecanismo inconsciente regido por el cerebro. Sin embargo, también podemos ejercer un control consciente sobre la respiración, y por lo tanto alterar su ritmo. El resultado de una respiración lenta y profunda es un sistema nervioso calmado y una disminución del ritmo cardíaco. Además se relajan los músculos y se calma la mente. Las madres pueden utilizar esta técnica de respiración a voluntad para calmarse y mantenerse centrada en su propósito durante el maravilloso momento del nacimiento del niño. El control de la respiración es de gran importancia para el manejo del dolor en el parto y en el nacimiento del bebé, favoreciendo notoriamente poder tener un parto natural.

  • Permite estar en equilibrio

Con el peso y los cambios corporales, las mujeres embarazadas pueden sentirse inestables y fuera de foco. Las asanas de equilibrio, como la postura de El árbol (Vriksasana), o La media luna (Ardha Chandrasana), ayudan a las mujeres a sentirse cómodas en su centro de gravedad. Otras posturas como El perro hacia abajo (Adho Mukha Svanasana) y El guerrero (Virabhadrasana I), ayudarán a estirar y fortalecer los músculos necesarios para contrarrestar la barriga, que va creciendo.

  • Ayuda a abrir las caderas para el parto

El yoga no solo ayuda a la mujer embarazada a que su cuerpo sea más fuerte, sino que a medida que avanza el embarazo, la práctica puede ir centrándose en la preparación del parto. Las posturas que abren las caderas influyen en la buena posición del bebé, facilitando el nacimiento. Con la práctica del yoga durante el embarazo, se obtienen valiosas herramientas para controlar el dolor y facilitar el parto.

  • Alivia la ansiedad

La atención en la respiración, el ambiente tranquilo, la música, el estiramiento, la relajación, pueden realmente ayudar a disminuir el “ruido en la cabeza”. El yoga motiva a estar en el momento presente, sin pensar en todo lo que no esté sucediendo AHORA. El descanso y la relajación ayudarán a aliviar la ansiedad, antes, durante y después del nacimiento del bebé, permitiendo disfrutar plenamente de ese momento único que se está viviendo.

  • Ayuda a vincularse con el bebé

Mantenerse en el momento presente servirá para otro importante propósito. El yoga brinda herramientas a las madres para conectar con la experiencia de estar embarazada, estableciendo un fuerte vínculo con el bebé. Es fácil perderse entre el bullicio de la vida cotidiana, por lo que tener un tiempo para uno y el niño que está por nacer (relajándose y conectándose con él), es un grandísimo regalo, donde la huella de esa conexión puede durar toda la vida.

  • Nos enseña a descansar mejor

“Duerme cuando tu bebé duerme”. Este es un consejo muy escuchado durante el embarazo y cuando el bebé ha nacido, sin embargo, es posible que no siempre se tenga sueño. En su lugar, deberán aprender a descansar, siempre que se tenga la oportunidad. Savasana, la postura de relajación que se hace normalmente al final de cada clase de yoga, es adaptada a una postura lateral o semi-inclinada, en el yoga para embarazadas. Los beneficios son los mismos: podrá relajar la mente y el cuerpo siempre que se desee, lo que será muy útil cuando el horario de sueño aún no esté normalizado.

  • Es una excelente formade conocer a otras mamás

Las clases de yoga para embarazadas son una genial forma de conocer a otras mamás o futuras mamás, con las que podrá conversar y compartir experiencias. Tener una “red de apoyo” de mujeres a su alrededor, que entiendan por lo que está pasando, es increíblemente útil.

  • Fomenta la confianza

Sensaciones desconocidas y efectos secundarios suelen dar lugar a una sensación general de malestar en su cuerpo durante el embarazo. Al ver en una clase de yoga para embarazadas, a otras mujeres en su mismo estado, le puede dar una gran fuerza y confianza. Además, las palabras del instructor de yoga aportarán sabiduría y le ayudarán a recordar la fuerza interior.Los pensamientos de la madre y su salud emocional afectan directamente al bienestar físico y emocional del niño que está por nacer. Los pensamientos negativos, preocupaciones y temores desestabilizan el sistema nervioso de la madre y otras funciones corporales, lo que influye directamente en el feto. De la misma manera, los pensamientos positivos, la claridad, la alegría y una sana confianza en sí misma, le ofrecen a la madre y al niño, las bases para una óptima salud física y mental. A través de la práctica de yoga, con la relajación, las asanas y mantener este bienestar positivo.El yoga ayudará a que el embarazo esté colmado de la confianza, la paciencia y el pensamiento consciente para poder disfrutar y vivir con profundidad esta maravillosa etapa de nuestra vida.

  • Algunos consejos

Utilizar ropa cómoda y suelta. No ingerir alimentos antes de la clase. Evitar exigirse más de lo que realmente puede. No realizar posturas que realicen presión sobre el útero. Evitar las posturas invertidas. Realizar la práctica con lentitud, nadie le apura. Estirar con cuidado. Controlar su respiración, es la clave.Según su conocimiento en esta práctica, elija el nivel más indicado para usted y no se exija de más.

Fuente: www.summum.com.uy

¿Se va a perder de esta excelente oportunidad

para transitar el embarazo  

en armonía y equilibrio?

 No dude en acudir a nuestro Centro Ecox4D en Valencia,

especializado en Ecografías 4d emocionales,

para informarse acerca  de  los servicios y productos

que podemos ofrecerle.

comparte esta noticia