Regala Emoción

ubicación de búsqueda

: 0
Loading...

Direcciones

Get Your Directions

Show Distance In

Ser mamá a los 40

Ser madre a los 40 años es cada vez más común. En los últimos tiempos, en un ambiente emprendedor, con muchas posibilidades en el mundo laboral y más opciones personales, la mujer queda embarazada cerca de su cuarta década. Es una decisión totalmente respetable, ya que las circunstancias personales o las preferencias personales de cada persona, son incuestionables.

Sin embargo, hay una serie de riesgos que se adhieren al hecho de acercarse a la maternidad cerca de los 40 años. En primer lugar, en ocasiones es más difícil conseguir el embarazo, debido a que la reserva ovárica es menor y la calidad de los mismos óvulos también disminuye. Muchas mujeres cerca de esta edad recurren a ciertos tratamientos de fertilidad para conseguirlo. Sin embargo, no es imposible y, de hecho, cada vez es más común que las mujeres sean madres a partir de esta edad. ¡Vamos a conocer más!

La maternidad a los 40 y todo lo que conlleva

Los cuarenta años son vistos como una segunda juventud, especialmente en la mujer. Al llegar a esta edad, con una actitud ante la vida más definida, sabes lo que quieres y sueles estar más dispuesta a afrontar lo que te llegue. Por estos motivos, muchas mujeres deciden ser mamás en este momento.

Ser mamá es una experiencia única y maravillosa, pero en las cuarenta primaveras pueden aparecer algunas dificultades (que no impedimentos), mezcladas con aspectos positivos que, a continuación, te mostramos.

Algunas dificultades que se presentan a esta edad

Es posible que te sientas rejuvenecida, con muchas ganas de comerte el mundo y con toda la fuerza para llevar el embarazo deseado. Sin embargo, una de las grandes dificultades que se presentan cuando se llega a los 40 es la calidad reducida de los óvulos.

Los óvulos son más escasos a medida que van pasando los años. Una vez superada la barrera de los 35 años, entramos en un periodo complicado para embarazarnos. Aunque esto se puede solucionar siguiendo las indicaciones del especialista y, en muchos casos, optando por acudir a un centro de fertilidad.

Una vez que te quedas embarazada, el sueño ya está cumplido, aunque hay que hacerle caso al médico y ver todas las posibilidades, como es que tu bebé nazca prematuramente.

También es cierto que puedes experimentar cambios en tu cuerpo que no tendrías años antes, como subidas de presión arterial o la posibilidad de tener diabetes gestacional. En el fondo, nada de qué preocuparte si llevas a rajatabla las indicaciones de los especialistas y mantienes un embarazo controlado.

Los aspectos positivos de ser mamá a los 40 años

Lo bueno de elegir ser mamá a esta edad es que ya has tenido tiempo de experimentar muchas cosas en la vida. Seguramente, te ves más seria y sabes bien que has asentado la cabeza, sabes lo que quieres, lo que no, y vives de una manera mucho más calmada la maternidad.

Es posible que la decisión de ser mamá a los 40 venga acompañado de un nivel económico mejor al que tenías cuando eras más joven. También cabe la posibilidad de que tengas una pareja estable, ambos con las ideas más claras, sabiendo con anticipación lo que deseáis para vuestro bebé. Y aunque no la tengas, sabes que te vales por ti misma.

Y qué decirte de todo lo que ya habrás leído acerca del embarazo y la sabiduría que puedes inculcar a tu pequeñín, a medida que vaya creciendo.

¿Cómo vivir un buen embarazo?

Sabiendo los riesgos a los que te puedes exponer, es imprescindible que tengas una alimentación sana. Debes tener una dieta rica en ácido fólico, verduras, frutas, legumbres y cereales. Los frutos secos también son esenciales.

Es importante cuidar tu peso, comiendo correctamente al mismo tiempo que haces ejercicio moderado. Evitar el sobrepeso hará que tengas un embarazo sin tantos riesgos.

Como en cualquier embarazo, quedan prohibidos el tabaco, el alcohol y la cafeína.

Y una vez tomada la decisión de ser madre, te recomendamos una experiencia única que jamás olvidarás: venir a ver a tu bebé por primera vez con Ecox 4D-5D.

¿Te gustaría conocer a tu bebé antes de nacer, con la ayuda de una ecografía emocional? Podrás verlo de cuerpo entero, cómo reacciona y juega con el cordón umbilical. Te ayudará a entender cómo es su desarrollo dentro de tu vientre, en qué momento está él y a establecer un vínculo mucho mayor antes de que nazca.

Ser madre a los 40 es algo maravilloso. No debes perderte ningún momento de tu bebé mientras se va desarrollando dentro de ti. Pide ya tu cita en Ecox 4D-5D para disfrutar de tu pequeño antes de darle la deseada bienvenida. ¡Te esperamos en tu centro Ecox 4D-5D!

 

Ser mamá a los 40 fue modificado por última vez: Agosto 10th, 2018 por ecox4d

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación de seguridad * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira todo lo que compartimos en Redes Sociales